Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama

En el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, celebrado el pasado 19 de octubre, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se sumó a la batalla contra este flagelo, de la mano del Hospital Militar de Especialidades de la Mujer y Neonatología, y del Centro de Detección Oportuna del Cáncer de Mama (Docma), instituciones con tecnología de última generación, abierto a todo el público pagando una cuota mínima de recuperación, y disponible a sus derechohabientes.

«La lucha contra el cáncer de mama no es de un día, sino de todo el año, pero el 19 de octubre lo dedicamos a celebrar a los pacientes que han padecido esta enfermedad, y que han salido adelante. En el Centro Docma todos los días realizamos una lucha constante en contra de este mal”, señaló la M. C. Mónica Andrea Sánchez Velasco, especialista en Oncología Médica.

PREVENCIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

La prevención del cáncer de mama es una prioridad en el Centro Docma de la Sedena, que opera desde su fundación en 2015. Este centro de atención se especializa en estudios de imagen y detección temprana del cáncer de mama, además brinda charlas informativas de la prevención y apoyo a pacientes diagnosticadas con esta enfermedad.

El centro está equipado con máquinas de mastografía, que son fundamentales para la detección temprana en pacientes mayores de 40 años. Además, en la confirmación de cualquier diagnóstico de lesiones, manchas o irregularidades, el Centro Docma dispone de tres ultrasonidos de vanguardia, que proporcionan imágenes tridimensionales de las mamas, complementando los resultados de las mastografías, así como un resonador magnético con el que detecta y focaliza la lesión encontrada.

Cabe destacar que el centro atiende a 12,000 pacientes cada año, periodo en el que detecta alrededor de 360 casos de cáncer de mama. Subraya la importancia de la detección temprana y el apoyo brindado en la lucha contra esta enfermedad.

DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Una vez que las pacientes cuentan con sus estudios de imagen, si se detectó alguna lesión sospechosa de cáncer de mama, son canalizadas al Hospital Militar de Especialidades de la Mujer y Neonatología, el cual se encuentra a unos pasos del Centro Docma.

En este hospital de vanguardia, la Mayor Médico Cirujano, Ginecóloga Oncóloga, Cinthia Yuridia Maciel Valentín, jefa de la Sala de Ginecología Oncológica, detalló que el nosocomio cuenta con cuatro consultorios de ginecología oncológica, donde diariamente se atienden a 40 pacientes, un área de patología, quirófanos, una sala de ginecología oncológica y una sala de quimioterapia ambulatoria.

En el área de consultorios, agregó, se realiza la revisión inicial de las pacientes, mediante la práctica de una exploración física y estudios de laboratorio. Una vez concluida la primera consulta de valoración, se cita nuevamente a las pacientes en un periodo de 2 a 3 semanas para revisar los resultados de los estudios efectuados.

Durante el periodo de espera, los patólogos del hospital examinan las muestras, las someten a varios procesos para identificar si la lesión encontrada es cáncer, así como determinar qué tipo de cáncer es, ya que de esto depende el tratamiento a seguir.

En la segunda cita, ya se tienen listos los resultados de los estudios. Si éstos confirman el padecimiento, se da un plan de tratamiento, el cual puede ser una cirugía o quimioterapia.

TRATAMIENTO PRESERVA INTEGRIDAD DE LA MAMA

Cuando la detección del cáncer de mama es temprana, la jefa de la Sala de Ginecología Oncológica explicó que el tratamiento es quirúrgico, y generalmente son cirugías de corta estancia, por lo que pueden llegar un día, hospitalizarse para realizar el procedimiento, y ser dadas de alta al día siguiente.

“Las pacientes que se someten a la quimioterapia llegan con miedo, pensando que la quimioterapia mata. La realidad es todo lo contrario…. ahora, existen medicamentos para evitar la toxicidad que la quimioterapia provocaba”. Mayor M.C. Ginecóloga Oncóloga Cinthia Yuridia Maciel Valentín, jefa de la Sala de Ginecología Oncológica.

El Teniente Coronel M. C. Julio Alejandro Medellín, Jefe de Consulta externa, añadió que cuando se detectaba esta enfermedad, la cirugía consistía en remover el seno completo. Sin embargo, con los avances tecnológicos ya no es necesario, pues dependiendo el tipo de tumor, es posible extraer solo el tejido afectado, preservando la integridad de la mama.

La Teniente Coronel M. C. Mónica Andrea Sánchez Velasco aclaró que los tratamientos de quimioterapia pueden tener varias finalidades, entre ellas reducir el tamaño del tumor, que facilita la operación; o que los pacientes que ya fueron operadas, pero que aún requieren de quimioterapia con el fin de reducir el riesgo de que el cáncer regrese. O, las pacientes con avance de la enfermedad, que ya no son candidatas a la operación. En suma, la única forma de controlarla es con quimioterapia.

LA QUIMIOTERAPIA YA NO MATA

Indicó que las pacientes que se someten a este tratamiento llegan con mucho miedo, pensando que la quimioterapia mata. La realidad es todo lo contrario, pues los avances en la medicina permiten a las pacientes recibir sus quimioterapias sin los efectos secundarios que este tipo de tratamiento provocaba: náuseas, malestar y pérdida de cabello. Ahora, existen medicamentos para evitar la toxicidad que la quimioterapia provocaba, puntualizó.

El M. C. Julio Alejandro Medellín informó que otro de los avances en el tratamiento de cáncer de mama es la radioterapia intraoperatoria, la cual se aplica directamente en la lesión durante la cirugía como dosis única, lo que evita tratamientos prolongados y un mejor pronóstico para las pacientes.

Recordó que en la prevención debe realizarse una autoexploración por lo menos cada mes y su mastografía cada año, después de los 40 años de edad, las que son clave en la detección oportuna de este padecimiento. “Es recomendable hacerse estudios cada año, no por estar enferma, sino con la finalidad de tratar la enfermedad desde sus inicios y no en una etapa avanzada”, concluyó.

Artículos Relacionados